En Hollywood hasta los más guaperas lo tienen complicado para hacerse su hueco e ir delimitando su campo de acción. Lo decimos por Bradley Cooper que a pesar de comenzar su carrera como actor en 1999, no sería hasta 2012 (que coincidiría con sus primeras nominaciones a los Golden Globes y Oscar) cuando se le empezó a tomar en serio y no como otro actor de ojos azules, buena percha y casi 1,90 que quería ganarse el pan en Hollywood. Mañana, Cooper cumple 44 años y con su reciente debut en la dirección con A Star is Born espera con nervios sus primeros premios de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood mientras que en la sala oscura arrasa su Lady Gaga. Pero, ¿qué más cosas sabes de Cooper? Aquí, un puñado de curiosidades:

  • En octavo curso una lámpara se le cayó encima y le desfiguró por completo la cara pero gracias a la cirugía estética y medio año de reposo su cara volvió a ser la que era pero con 6 cicatrices que recordaban el momento.
  • La película El Hombre Elefante de David Lynch fue la encargada de inocularle esa vocación actoral. Sus deseos de pertenecer al ejército, ser ninja o catedrático de literatura se desvanecían. Tenía 12 añitos. Años más tarde la representó como proyecto final de escuela de actores y en 2014 ya de manera profesional.
  • A la vez que estudiaba interpretación trabajó en un hotel. En una ocasión hasta tuvo que acompañar a un perjudicado Leo DiCaprio a su habitación cuando la fama de Titanic le daban demasiadas alas para volar.
  • También tuvo que presentar un programita de viajes llamado Globe Trekker (en el canal Learning Channel) para seguir luchando por seguir metiendo cabeza en el mundo del espectáculo.
  • Los primeros años de 2000 los ocupó bebiendo y drogándose en bucle dado que en la serie que trabajaba por aquel entonces, Alias, no le daban suficientes líneas. Esa especie de estancamiento le indujo al vicio más terrorista.
  • Su debut como actor lo realizó en Sexo Nueva York. Fue como artista invitado de la segunda temporada. En palabras de Carrie fue “el tipo de hombre que dispara a las personas solteras” pero si bien es cierto, su papel de soltero guaperas, demasiado heterazo para aguantarse él mismo y fumado era todo lo que necesitaba Cooper para despegar.
  • En un momento en el que ser religioso parece que pierde enteros, Bradley se confiesa católico romano. Un ser lo suficientemente espiritual como para sentirse mal cuando ha de decir que no a algo por ese sentimiento de culpa tan cristiano.
  • Su personaje más complicado y el que le encumbró a la fama (que no al respeto dentro de la profesión) fue el de Phil Wenneck en Resacón en Las Vegas. “No tengo nada en común con él y mucho menos soy gracioso” explicaba Cooper en 2009.
  • Sabe cocinar cavatellis y raviolis como nadie y es que cocina como pocos. Aunque otro de sus hobbies es comer lo que no está escrito. De hecho mientras se preparaba para su papel de Chris Kyle en El Francotirador tenía que consumir 8.000 calorías diarias (para engordar) dado que se negaba a pincharse esteroides (fruto de su época más drogodependiente).
  • Otra de sus películas favoritas es Hiroshima Mon Amour de Alain Resnais y en versión original, evidentemente. Y es que durante un tiempo se obsesionó tanto con el francés que lo estudió concienzudamente, viviendo hasta 6 meses en París para afianzarlo.
  • Silver Linings Playbook, en 2012, supuso el espaldarazo de toda la profesión a su talento como actor y la primera vez que se enfrentaba al mundo Golden Globe, Oscar y demás galardones cinematográficos.
  • Desde que su padre murió en 2011 de cáncer de pulmón, lleva su alianza de matrimonio. Fue en ese tiempo cuando decidió mudarse a casa de su madre para vivir con ella (la llamaba “compañera de piso”) durante 4 años.
  • No es republicano sino demócrata. Le encanta Radiohead, es un amante del mundo del motor y su actor favorito es Daniel Day Lewis.
  • Su obsesión por controlarlo todo o al menos intentarlo le ha llevado a desarrollar otro de sus sueños, dirigir. De hecho, el pasado 2018 estrenó su primera película (A Star is Born) el tercer remake de la película original del 37. Cinta que se reparte alguna de las categorías importantes de los próximos Golden Globes y que podría hacer que Lady Gaga recogiera su primer Oscar como actriz. ¡Cruzaremos los dedos!
Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *