Y he aquí nuestra DEAR number 9 con un glorioso Adrián Lastra en portada con el que también celebramos nuestro 2º ANIVERSARIO. El fotógrafo Joan Crisol lo vuelve a hacer, vuelve a sacar lo mejor de cada casa y esta vez lo consigue con nuestra ya DEAR Adrián. Lo tiene fácil y es que si el madrileño se gasta un talento y un rollazo al que es difícil aguantarse, el shooting en el Bless Hotel Madrid (un día de perros) no se quedó atrás.

Simpatía y profesionalismo en estado puro, una estrella de esas que lo mismo está desfilando por la alfombra roja, recogiendo aplausos en cualquier teatro (en el momento de las fotos rodaba película y actuaba en el Teatro Kamikaze) que de birras en el barrio con sus colegas (Adrián, llámanos que vamos). Un nuevo chico portada con el que celebramos que, por fín, YA ES VERANO en DEAR y que se confiesa (¡menudos titulares!) ante y con nosotros como nunca antes le habías visto o leído.

Un Lastra de casa, un Lastra de siempre al que le siguen contenidos tales como nuestra despedida del Ballet Nacional de España a Antonio Najarro; el divertido cara a cara que nos marcamos con Boris Izaguirre; la bellísima hoja de ruta que Sandra del Río nos vuelve a regalar, esta vez, por Lisboa; la inteligencia eléctrica del nuevo Mercedes-Benz EQC; nuestra particular ida de olla trimestral en #ysifuesegay con Ronaldo como prota; la húmeda, fresca y sugerente moda baño 2019 para todos los públicos y que, celebrando nuestro 2 aniversario, se hace con el Crucero MSC Bellissima para puro deleite, alegría y fantasía ahora que el calor aprieta y muchos temas y contenidos que sabemos que también te interesan.

Caballeros, señoritos y, también, damas la DEAR 9 llega mañana a quioscos y no podemos estar más ORGULLOSOS de esta masculina valiente y #heterofriendly que sin vosotros no sería todo lo anterior. ¡GRA-CIAS! Adrián¡te queremos, primo!

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *