Las sabias Sonia y Selena ya lo decían: “cuando llega el calor, los chicos se enamoran”. Pero si eres de los que va a su aire, prefiere un estío sin sobresaltos y el único amor que deseas profesar es el entregado amor por tu bañador, turbo o versión de ropa de baño que más desees, estas son nuestras propuestas para que este verano de 2018 sea el más apasionado.

Flamenco Maltés. Esta marca “made & designed in Spain”, y de la que nos sentimos plenamente orgullosos, se concibió hace unos veranos como firma de ropa de baño con la que acompañar los mejores momentos del verano. Sus telas de secado rápido, resistentes a los rayos UVA y diseños de lo más variopinto y colorista son su baza mejor jugada.

Aussiebum Swimwear.

¿Qué pensarías de una marca cuyo eslogan es “si vas a dudar de ti mismo, mejor ponte otra cosa”? Pues que te encuentras ante unos bañadores no aptos para cobardes o para individuos que pretenden pasar desapercibido. ¿Te gusta enseñar cuerpo hasta que no haya ninguna zona en tu anatomía a la que le de la sombra? Esta firma australiana es la indicada si tu cuerpo merece mostrarse y compartirse con el común de los mortales que a diferencia de ti necesitan algo más de tela con la que tapar sus vergüenzas.

Orlebar Brown. Si hay algo que nos molesta sobremanera en la moda piscinera/playera es que los bañadores no siempre se ajusten adecuadamente a un cambio de planes. A veces necesitamos vestir prendas que lo mismo valgan para estar en el chiringuito más cutre de la playa (pero en el que sirven el mejor pescaito frito y tiran las cañas más fresquitas) como en alta mar en esa fiesta de lo más cool a la que te han invitado a última hora (y menos mal que llevabas los náuticos a mano). En Orlear Brown no solo consiguen aunar ese buscado combo sino que además se atreven a hacer del bañador un pantalón con bolsillos (y hebillas a los lados para ajustar la cintura) que se puede mojar y que dado su diseño tipo short va con todo.

Calzedonia. Los estampados, colores, cortes de la temporada siempre los encuentras en Calzedonia. Un greatest hits de bañadores para cada momento y/u ocasión para que no se te escape ni una sola tendencia.

 

Parke&Ronen. Diseños retro y mucho gusto es el básico de esta firma dirigida al público que sabe lo que quiere. Un estilo vintage pero sin caer en el disfraz de prensas absolutamente modernas pero tocadas por esa pátina de aquellos veranos en Cannes o Saint Tropez de Alain Delon o Kirk Douglas que tantas veces nos han inspirado. Ahora, puedes ser uno de ellos.

Katama Swimwear. Como modelo desfiló para los más grandes pero su éxito le llega como diseñador. Y es que si Garrett Neff dejaba a todos embobados a su paso, las prendas años 50 que se marca temporada tras temporada son el sueño hecho realidad de muchos. Prendas de diseño muy cuidado, corte clásico, bolsillos y colores que jamás chirrían, adaptándose a los tendencias del momento pero sin caer víctima de ellas. Lo que buscabas, vamos.

Vilebrequin. Las soleadas aguas de Saint Tropez fueron testigo de los primeros baños de Vilebrequin y con ellos (una vez que se dieron a conocer a nivel mundial) entendimos con un bañador podía ser tan bonito como una americana, camisa o abrigo. Sus diseños llaman la atención y es que pocos son los que pueden llegar a hacerles sombra. Una apuesta segura en tu maleta si pretendes marcar la diferencia y llamar la atención sin pretenderlo. Además, si tienes niños, siempre podrás comprarles el mismo bañador que tú versión reducida. ¡Muy cuco todo!

Zara. La firma española sabe lo que se lleva y en qué momento lo necesitas por eso su abanico de posibilidades se torna bastante sugerente. Tendencias y más tendencias a tu alcance y sin que tengas que pensar en hipotecarte porque te quieras llevar más de 4 y 5 en una sola compra.

Charlie by Matthew Zink. Si estás bueno, es decir, muy bueno esta es la marca que debes añadir en tu maleta. El ex diseñador de la línea de baño de Victoria’s Secret se pasó a lo masculino para ofrecer una visión disfrutona y decadente del estilo a caballo entre los 70 y los 80 y, lo más interesante, es que ha arrasado. Año tras año sus bañadores son los más deseados por los tíos más guapos de las playas mundiales que no tienen miedo a nada porque lo único que pretenden es lucirse mientras broncean sus cuerpos. Sugerentes diseños de otra época para cuerpos actuales, para hombres que se entregan al verano apostando todo a una única carta. ¡Cómo nos gusta un buen órdago!

Posted by:Bru Romero

La vida es una obra de teatro que no permite ensayos. Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida, antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *